domingo, 3 de noviembre de 2013

¡Ya son seis!

¡Hace tiempo que no andaba por aquí! Escribo hoy para comentar que el jueves pasado, 29 de octubre, tuve mi consulta anual con nuestra querida Dra. Esther Arbona. Acudí con resultados de colonoscopia, TAC de abdomen y pelvis, Rx de tórax, y exámenes de laboratorio (analítica, como le dicen mis amigos españoles), incluyendo antígenos carcinoembrionario y prostático: todos excelentes. La doctora me dijo, como siempre: "te veo muy bien", y me dio uno de sus fuertes abrazos, con los que nos transmite tanto calor y confianza.

Agrego que esa tarde había una protesta relativamente cerca de la clínica y faltando media hora para la hora de la cita, viendo que había una tranca y los vehículos no se movían, decidimos estacionar el carro junto a la acera y caminar (después estimé con Google Earth que estábamos a 2,32 Km). Caminamos -casi corrimos- desde el Rosal hasta la Av. Francisco de Miranda. Como allí estaba algo mejor la circulación, tomamos un taxi. ¡Llegamos en la raya! Si perdía la cita tendría que esperar meses para conseguir otra. Al salir de la consulta, la cola seguía y decidimos caminar de regreso hasta el carro. Pues ha caído tremendo palo de agua, y llegamos empapados, pero muertos de la risa (después de la buena noticia de mi estupenda salud seis años después, no íbamos a dejar que una lluvia cualquiera nos aguara el ánimo, je je).

El pasado 2 de junio se cumplieron seis años de mi operación, y el 19 de diciembre se cumplirán seis del final de mi quimioterapia. Pero no crean que estoy todo el tiempo pendiente de esas fechas y cumpleaños. Estoy haciendo muchas otras cosas: hace ya más de un año que estoy trabajando como administrador de las aulas virtuales en una universidad en línea. Acabo de terminar un curso de certificación como creador de cursos en Moodle (MCCC: Moodle Course Creator Certificacion - pronto podrán ver mi foto también en esa página, je je). Y lo que más satisfacciones me está dando: desde noviembre 2012 estoy haciendo el curso de Sommelier (Sumiller le dicen en España) en la Academia Venezolana de Sommeliers. Creo que he probado más vinos en este último año que en mis 59 anteriores (!Ah, el 26 de junio cumplí los 60!). ¡Bueno, tal vez exagero!, pero seguro que sí una fracción importante de los que he probado en mi vida, y con mucha más conciencia, por todo lo que he aprendido. Aquí les dejo un par de fotos de las pasantías del curso:

En la inauguración de "Pekados Gourmet"
En el evento "Burbujas y Sinatra"
Creo que no había comentado tampoco que Diego, mi hijo menor, pronto cumplirá un año en Australia. En septiembre de 2012 viajó con su esposa Vanessa, quien comenzaba una maestría en Perth, y la dejó allá instalada. En los últimos días de diciembre se fue él también, después de entregar su apartamento en Bogotá y vender todo lo vendible. Están muy contentos ambos, y conociendo mucho por aquellas tierras tan lejanas para nosotros. A veces se nos dificultan las reuniones virtuales, para celebrar cumpleaños por ejemplo, por las diferencias horarias: en este momento cuando estoy escribiendo son en Caracas las 12 del mediodía, y en Perth las 12:30 de la madrugada. Como Jorge y Ónix están en Los Angeles, de donde nos separan 2 horas y media, o tres y media, según la época del año, pues ya se imaginarán que no es tan fácil que podamos coincidir, especialmente los días de semana.

¡Pues sí: ya son seis!

1 comentario:

  1. Hola Alejandro,

    No sabes cuánto me alegra compartir contigo y con Carmen el excelente resultado de la revisión que anualmente debemos de pasar, y más como dices después de seis años ya, es que nos estamos haciendo mayoressssss.

    También me contenta ver que has retomado tu blog, pues eres conocedor de cuanto bien me hizo poder hacer un seguimiento del estupendo relato día a día de tu tratamiento de quimioterapia y consecuencias que ello conllevaba ya que me intervinieron seis meses después y prácticamente seguí tus pasos a través del blog; sirviéndome éste de gran ayuda con tus estupendas intervenciones insuflando ánimo y sobre todo dando mucha esperanza e ilusión, como aquella letra de una canción “Hoy puede ser un gran día, mañana también” del canto-autor español Joan Manuel Serrat, que por lo menos para mí es como un himno a la vida.

    Para los que entren de nuevo en este blog, decirles que mi nombre es Bernardino soy de España y he tenido la fortuna de conocer personalmente tanto a Alejandro como a su mujer Carmen, puedo decir que son dos personas realmente encantadoras y que como digo anteriormente verdaderamente vale la pena seguir su blog desde 2007 pues es un trabajo excepcional y de gran valor para los que padecemos o hemos pasado por un trance como es el cáncer de colon.

    A Alejandro decirle que está muy elegante con la vestimenta de sumiller, aunque no creo sea la más adecuada para abrir una botella de tinto de verano, para los que no sean de España, tinto de verano es vino tinto, mezclado con gaseosa y se sirve bien fresquito, un auténtico pecado para un sibarita del vino como es Alejandro, bueno me alegro mucho de que estés de nuevo en línea y espero que tu blog pueda ser de tanta utilidad a otras personas como lo fue para mí en su momento, cuando menos decir que sirvió para hacer dos grandes amigos.

    Bernardino

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro