domingo, 28 de febrero de 2010

¡Puedes irte tranquilo. Estás super-bien!

Esas fueron las palabras del médico que me hizo el eco abdómino-pélvico este viernes en la mañana. No tendré el informe con el resultado hasta el martes, pero ya eso es muy sabroso de oír. El 9 de marzo tendré mi control con la Dra. Arbona, para el que tengo que llevarle ese resultado, informe de colonoscopia, que viene por ahí, y exámenes de laboratorio. Espero, por supuesto, que todo esté igualmente bien.

Ayer partió Jorge de nuevo, rumbo a Los Angeles. Pasamos muy bien estos pocos días con él aquí. Fue una semana cortica pero intensa. Creo que él se va bien contento también. Tiene el propósito de venir por más días el próximo año, que le permitan echarse una escapadita a una buena playa.

martes, 23 de febrero de 2010

Jorge y Ónix en Caracas

Jorge y Ónix llegaron de Los Angeles el pasado domingo en la madrugada. Vienen con la excusa del control anual de él con nuestra oncólogo, la Dra. Esther Arbona, pero el viaje sirve naturalmente para el reencuentro con la familia y los amigos (y con los sabores de aquí):

El domingo en la mañana desayuno criollo familiar: empanadas de cazón, arepas con caraotas negras refritas, carne mechada, quesos de los que no se encuentran por allá, y que ambos añoraban: guayanés, telita, de mano, palmizulia, Santa Bárbara... domingo en la tarde: encuentro con unos cuantos de los amigos, con tacos mexicanos preparados entre todos...

El lunes temprano visita al laboratorio para la toma de la muestra de sangre y desayuno por allí cerca con cachapas con queso guayanés (por lo menos un año hacía que no las probaban); en la tarde, a las 3 en punto lo hicieron pasar al consultorio. Traía los CDs con los resultados de TAC y CT-PET que se había hecho en diciembre con su oncólogo en LA. Tanto esos resultados como los de laboratorio están excelentes. Al salir fuimos a celebrar con unos helados Frapé, allí cerca en los Palos Grandes: estaban muy buenos el de café, el de tamarindo y el de yogurt con ciruela de huesito. Más o menos así seguirá el programa de esta cortísima semana, pues Jorge ya se nos va de nuevo el sábado en la tarde; Ónix se quedará un par de semanas más. ¡Es muy poco tiempo!