martes, 25 de noviembre de 2008

Otro viajecito

No me acercaba por aquí desde comienzos de agosto. Desde entonces han pasado muchas cosas en la familia: Jorge se fue a Los Angeles -el proyecto postergado por más de un año, por todo lo que sabemos. Más o menos un mes después Ónix fue a reunirse con él y están muy bien por allá, bien compenetrados con los compañeros de trabajo, laboral y socialmente. Ónix, por su parte, estudiando inglés y comenzando una maestría en línea en una universidad española. Están lejos, pero lo bueno es que con el messenger y con Skype (con video) nos mantenemos en contacto bien frecuente. A veces los "visitamos" en la cocina mientras preparan la cena o el desayuno del domingo. Jorge a veces nos llama para que le digamos como se preparan algunos de los platos que les gustaban aquí. ¡Las posibilidades actuales de comunicación son maravillosas!

Diego sigue trabajando en Maturín, y estuvo dos semanas en un curso en Utah del que vino muy contento. Lo disfrutó mucho. Al terminar el curso, se llegó hasta Los Angeles y pasó una semana con Jorge, estrenando su nuevo apartamento.

Parque del Buen Retiro en Madrid
ante un pichel de vin rouge, en París
Étampes, cerca de París
Nosotros dos nos fuimos, dos días después de la partida de Jorge, a pasar tres semanas entre Madrid, Vigo y París. Nos fuimos con nuestra amiga Beatriz, con quien compartimos momentos muy sabrosos en Madrid y en Vigo (y otras localidades de Galicia). Allí la dejamos en las buenas manos de nuestros amables anfitriones Sara y David. Nosotros seguimos a París donde pasamos unos días con Holy María, la hermana de Ónix, y otros más con Géraldine, nuestra prima que estaba a punto de dar a luz (lo hizo una semana después de nuestro regreso a Caracas). Aquí a la derecha, algunas fotos. La última es de la tarde de nuestro último domingo en París, cuando fuimos con Ludo y Holy María a Étampes, a presenciar una exhibición de globos aerostáticos -montgolfières, como los llaman en francés. Fue una tarde realmente estupenda, y todo el viaje lo disfrutamos mucho.