viernes, 26 de diciembre de 2008

¡Felicidades!

Un gran abrazo, con nuestros deseos porque estas navidades sean muy felices para todos, y que el nuevo año traiga mucha salud, éxitos y prosperidad.

Carmen, Alejandro, Diego, Jorge y Ónix

sábado, 13 de diciembre de 2008

Cita de control - 11 de diciembre

El pasado jueves 11 tuve mi consulta de control con la Dra. Arbona. El miércoles en la mañana fui al laboratorio para hacerme los exámenes que me había indicado: hematología general, transaminasas, antígeno carcinoembrionario, los exámenes que me hacía de rutina durante la quimioterapia. Pedí además, que me hicieran el antígeno prostático, que hace ya casi un año que no me hacía.

Cuando llegamos a la clínica como a las 4 (la cita era para las 5 p.m.), nos encontramos con que no había luz. No sabíamos entonces que se trataba de un apagón en casi toda Caracas. Por supuesto, el laboratorio estaba cerrado. La Dra. me hizo pasar a las 4:30. Me encontró muy bien en el examen físico, gratamente sorprendida de que había bajado tanto de peso -entre la caminata y el Wii Fit (una maravilla), además de los nuevos hábitos alimenticios que hemos aprendido con un nutricionista he bajado casi 10 kilos desde mi última consulta con ella (con el nutricionista empezamos hace casi tres meses). Como no tenía los resultados de los exámenes, decidió bajar a buscarlos al laboratorio. Aunque estaba cerrado la atendieron, pero como las computadoras no estaban funcionando no pudieron imprimírselos. Al día siguiente en la mañana fui a buscarlos, los escanée y se los envié por correo electrónico y me respondió en seguida diciéndome que todo estaba muy bien. En particular, el antígeno carcinoembrionario subió ligeramente, pero es poco más de la mitad del valor más alto que tuve durante la terapia. En cuanto al prostático, está dentro del rango normal y algo más bajo que mi valor de enero de este año. Así que: ¡prueba superada!

Tengo cita nuevamente con ella en febrero, cuando tendré que llevarle resultados de colonoscopia, tomografía de abdomen y pelvis y exámenes de laboratorio más completos. La tomografía siempre representa un mal rato, no tanto por el examen mismo en el que siempre estoy dormido, como por la preparación para la cual tengo que tomarme varios vasos de una cosa espantosa. ¡Bueno!, creo que la próxima vez ya no será en seis meses como ha sido desde la operación, sino en un año.

Ahora nos disponemos a hacer las hallacas en familia la próxima semana, con la familia reducida pues Jorge está en Los Angeles y no podrá venir para este fin de año, sino a su consulta con la doctora que será también en febrero. Diego parece que no podrá venir desde Maturín sino el mismo 24. Así que no estaremos todos, pero igual las disfrutaremos. Ya Jorge y Ónix hicieron las suyas por allá, con la receta de la abuela. Unos amigos del trabajo trabajaron también con ellos. Parece que quedaron muy buenas.

martes, 25 de noviembre de 2008

Otro viajecito

No me acercaba por aquí desde comienzos de agosto. Desde entonces han pasado muchas cosas en la familia: Jorge se fue a Los Angeles -el proyecto postergado por más de un año, por todo lo que sabemos. Más o menos un mes después Ónix fue a reunirse con él y están muy bien por allá, bien compenetrados con los compañeros de trabajo, laboral y socialmente. Ónix, por su parte, estudiando inglés y comenzando una maestría en línea en una universidad española. Están lejos, pero lo bueno es que con el messenger y con Skype (con video) nos mantenemos en contacto bien frecuente. A veces los "visitamos" en la cocina mientras preparan la cena o el desayuno del domingo. Jorge a veces nos llama para que le digamos como se preparan algunos de los platos que les gustaban aquí. ¡Las posibilidades actuales de comunicación son maravillosas!

Diego sigue trabajando en Maturín, y estuvo dos semanas en un curso en Utah del que vino muy contento. Lo disfrutó mucho. Al terminar el curso, se llegó hasta Los Angeles y pasó una semana con Jorge, estrenando su nuevo apartamento.

Parque del Buen Retiro en Madrid
ante un pichel de vin rouge, en París
Étampes, cerca de París
Nosotros dos nos fuimos, dos días después de la partida de Jorge, a pasar tres semanas entre Madrid, Vigo y París. Nos fuimos con nuestra amiga Beatriz, con quien compartimos momentos muy sabrosos en Madrid y en Vigo (y otras localidades de Galicia). Allí la dejamos en las buenas manos de nuestros amables anfitriones Sara y David. Nosotros seguimos a París donde pasamos unos días con Holy María, la hermana de Ónix, y otros más con Géraldine, nuestra prima que estaba a punto de dar a luz (lo hizo una semana después de nuestro regreso a Caracas). Aquí a la derecha, algunas fotos. La última es de la tarde de nuestro último domingo en París, cuando fuimos con Ludo y Holy María a Étampes, a presenciar una exhibición de globos aerostáticos -montgolfières, como los llaman en francés. Fue una tarde realmente estupenda, y todo el viaje lo disfrutamos mucho.

domingo, 10 de agosto de 2008

Pozo Suruapo

Ayer fuimos a almorzar, como inicio de las fiestas patronales para despedir a Jorge, a Pozo Suruapo, un restaurant y posada en las cercanías de San José de los Altos. Lo habíamos visto en un programa de Así cocina Soucy hace algún tiempo, y desde entonces nos propusimos ir. El lugar es muy bello, en la ladera de la montaña, lleno de vegetación y de muchas flores y salpicado de las esculturas de hierro de Germán Cabrera, dueño de Pozo Suruapo junto con Natacha de León, su esposa. Tienen un menú único que ellos definen como parrilla de fusión uruguaya-venezolana, y la describen así en su página web:
Se comienza sirviendo cachapitas con queso telita aliñado al pesto. Se sigue con arepitas de maíz y plátano verde, acompañadas de cremas caseras de berenjenas asadas, salsa de culantro silvestre, mayonesa casera de ajo, chimichurri uruguayo, salsa picante y pan integral casero de ajo porro o granola, hecho al momento. Se continúa sirviendo chorizos de ajo sobre lecho de rugula, morcillas con salsa de parchita y pollo a la parrilla con salsa de naranja. La parrilla se acompaña con ensalada de tomate y rugula. La carne es solomo de cuerito tierno de novillo, que se puede acompañar con las salsas antes mencionadas. El menú incluye los postres; quesillo casero o arroz con leche y en ocasiones también hay cabello de angel. Todo esto es servido en una bella vajilla de gres con el emblema de la posada.
...y fue exactamente así..., y sí había cabello de ángel. Todo estupendo y la carne sumamente tierna. El sitio estaba lleno (hay que reservar), pero la atención fue muy cálida y eficiente de parte de sus dueños, Germán y Natacha, y del resto del personal. Mientras almorzábamos cayó un palo de agua, pero hasta eso lo disfrutamos en ese ambiente tan agradable.

Cita de control - 8 de agosto

El viernes pasado, 08/08/08 tanto Jorge como yo tuvimos consulta con la Dra. Arbona. Nos encontró de lo mejor a ambos.

Mis resultados de laboratorio están muy bien. Ya los de colonoscopia y tomografía los había comentado en recientes posts. En particular, el valor del antígeno carcinoembrionario vuelve a ser el mismo que tenia antes de la operación del tumor del colon: 0,7, y es el más bajo que he tenido (llegó a ser de 2,1 en octubre del año pasado). He bajado algo de peso (¡parece mentira!). Aunque no he estado haciendo mucho ejercicio , sí estoy comiendo menos, y en la noche con frecuencia ceno sólo con frutas. En marzo, antes de la operación de la eventración, tenía 97, y ahora estoy pesando 94.

Jorge le pidió a la doctora la referencia para un buen especialista en el área de Los Angeles, pues ahora sí está lista su visa para irse a trabajar allá, con la misma empresa con la que trabaja desde aquí. El viaje debe ser a fines de este mes. La consulta de diciembre, con exámenes de laboratorio será allá (él le mandará sus resultados por correo), y la de dentro de seis meses, en febrero, con tomografía, ella sugiere que sea aquí.

La Dra. Arbona leyó el post anterior en el que Bernardino cuenta su experiencia con la quimioterapia, y me comentó que le parece muy importante que personas que pasan por esta situación puedan saber de primera mano qué se siente (o qué se podría sentir: no todos los casos son iguales, ni todos los organismos reaccionan de la misma manera).

sábado, 2 de agosto de 2008

Desde Palma de Mallorca

Recientemente me escribió un nuevo amigo, Bernardino Salom, desde Palma de Mallorca. Acaba de terminar (el 23 de julio pasado) su quimioterapia con Folfox, y en su primer correo me dice:
...me ha sido muy útil al ver que otra gente con éste problema como yo mismo sale del pozo lleno de fuerza y vitalidad, me alegra el que después de un año de la operación todo te vaya muy bien y espero que así sea por mucho tiempo. Repito, tu diario me ha servido para coger animo y tan solo me queda mandarte un saludo y darte la enhorabuena.
Bernardino tiene casi mi misma edad y, ¡hablando de fuerza y vitalidad!, hace dos meses -o sea que empezó durante la quimio- está tomando clases de baile de sevillanas para presentarse en la festividad de San Mauricio, patrón de su gremio, el de los tintoreros y lavanderos. En un segundo correo, al yo preguntarle cómo le fue con su terapia, me cuenta:
Referente a lo que me preguntas ¿Como ha sido mi proceso?: y por si sirve a alguien más, puedo decirte que mi proceso ha sido casi al dedillo de lo que relatas de tu terapia, me operaron el 23 de Diciembre de 2007 extirpándome el tumor y posteriormente me pusieron un porta-cath para, a través del mismo, traspasar el medicamento y después debía de llevar conectada una bomba portátil para proseguir el tratamiento 48 horas más, la cual me permitía libertad de movimientos para lo que necesitase, desde pasear ó bien hacer ciertos trabajos.

Las repercusiones que han delimitado mi vida diaria han sido mínimas ya que pensaba que no podría hacer ciertas faenas o movimientos, la verdad es que desde el primer día me levanto cada día a las 6.00 de la mañana, asisto al trabajo a nivel de empresa particular y con el consiguiente descanso de comida al mediodía, termino mi jornada de trabajo sobre las 9.00 de la tarde, todo esto lo hago sin ningún esfuerzo especial, limitándome a no hacer fuerza bruta en exceso ya que, eso sí, no me lo permite el tratamiento. Además desde hace dos meses estoy acudiendo a unas clases de baile de sevillanas (baile folklórico español) ya que en el mes de Septiembre tenemos que participar en un musical con motivo de la festividad del patrón de nuestro gremio de tintorerías y lavanderías.

Los síntomas que me ha ocasionado han sido mas bien escasos, resaltando perdida de apetito, falta de sabor en los alimentos, nauseas sin vómitos, hormigueo en los dedos de las manos y pies, también en la planta de los pies, dificultades al ingerir bebidas ó comidas frías, ligera fatiga para hacer esfuerzos pesados, no así para hacer la vida cotidiana y poca cosa mas.

Lo que si querría destacar es que desde el primer momento en que me diagnosticaron el tumor y a pesar de que en primera instancia fue como un jarro de agua fría, asumí la enfermedad y la gravedad que ésta podría tener, lo cual me ha aportado fuerza y valor para superarla no claudicando en ningún momento siendo optimista de cara al futuro, creo que esto es fundamental para cualquier persona con esta alteración, “fortaleza y convicción” para superarla.

En estos momentos he terminado la terapia el miércoles pasado día 23 de Julio y estoy a la espera de que pasados tres meses hacer una analítica y un TAC, para ver los resultados en la consulta de la doctora.

En resumidas cuentas, pasada una segunda fase del proceso a esperas de resultados, viviendo la vida con absoluta normalidad, siendo consciente del proceso que me ha tocado al azar, pero como dicen en el argot taurino cuando el torero entra en la plaza a lidiar , “¡Suerte, maestro y al Toro!”.

Un abrazo y saludos a Jorge.
¿No es un hermoso mensaje de valor, fe y esperanza?

jueves, 31 de julio de 2008

Las propiedades de una buena taza de Té Verde

Hoy Ronald (mejor conocido por los lectores de este blog como Tibu) me mandó un enlace a una página donde se explica en detalle las propiedades medicinales y, en particular, inhibidoras del cáncer de esta maravillosa bebida. Casi desde que comencé el blog, me insistió en que dejara el café y me cambiara al té verde. No llegué a tanto, pero sí bajé drásticamente el consumo de café, a una o dos tazas por semana, y me tomo una o dos de té verde al día, aunque no me produce el mismo placer del café. Mejor dicho, no me produce ninguno, pero sé que es bueno para la salud.

Entre las interesantes informaciones que aparecen en el artículo, transcribo dos párrafos:
Todas las hojas de té [negro, oolong, y verde] provienen de la camellia sinensis, planta de la familia Teácea, grandes arbustos de Asia cuyo cultivo está muy extendido. Todas estas infusiones contienen unas substancias llamadas catequinas y es, precisamente, una de estas substancias la que es capaz de inhibir la proliferación del cáncer. En el té negro, las catequinas se oxidan durante su producción por lo que sus efectos beneficiosos desaparecen. Sin embargo, en el té verde, las catequinas se mantienen intactas y una de ellas, denominada EGCG, es capaz de actuar contra el cáncer, de allí su actual creciente preferencia por los consumidores.

Gracias a que no se deja fermentar, el té verde después de su secado retiene los polifenoles. La composición en polifenoles del té verde es similar a la de las hojas frescas: flavanolas (catequinas) y ácidos fenólicos. Los estudios científicos realizados hasta el momento ven en esta última sustancia EGCG el constituyente más significativo. La epigalocatequina-3-galato (EGCG) ha sido analizada en diversos modelos experimentales que han mostrado sus notables propiedades antiinflamatorias y antioncogénicas. Un estudio sobre las propiedades del té verde fue presentado por investigadores de la Universidad de Kansas en la reunión de la American Chemical Society, celebrada en Las Vegas en Septiembre de 1997. Este estudio cuantificó la cualidad antioxidante de los polifenoles tipo EGCG de las hojas verdes, concluyendo lo que se había estado sosteniendo acerca de los atributos de esta planta:
  • La capacidad antioxidante de los EGCG es hasta 100 veces la de la Vitamina C.
  • La capacidad antioxidante de los EGCG es hasta 20 veces la de la Vitamina E.
  • La capacidad antioxidante de los EGCG es hasta 2 veces la capacidad antioxidante del resveratrol contenido en el vino tinto.
(De allí se desprende que el vino tinto contiene unas 50 veces la capacidad antioxidante de la vitamina C y 10 veces la de la vitamina E, ¡salud!).

martes, 29 de julio de 2008

Resultados de tomografías

Hoy Jorge fue al Urológico a buscar los resultados de nuestras respectivas tomografías, y los resultados son satisfactorios en ambos casos. La conclusión de la mía dice: T.A.C. abdomino-pélvico de aspecto normal. Ya no nos faltan sino los exámenes de laboratorio para llevárselos a la consulta a la Dra. Arbona el próximo viernes 8.

Estas dos fotos las tomó mi hermana Ileana (hoy de compleaños, por cierto) ayer domingo en casa de Enrique, donde compartimos una parrillita en familia, después de su regreso de Estados Unidos. Allá estuvo como dos meses repartido entre los tres hijos (los tres que viven allá: Carla vive en Caracas): María Gabriela en Wellington, Florida, Valeria en Chicago, y Eduardo en Oklahoma.

viernes, 18 de julio de 2008

Colonoscopia de control

Ayer jueves 17 de julio me hice la colonoscopia que me tocaba (ya hizo un año de la operación: el 6 de junio) y, como esperábamos: todo normal. Mi colon está sanito. El informe del Dr. Vethencourt tiene como conclusión: Colon operado (ADC) sin lesión.

La semana que viene me haré la tomografía, que ya me toca, y el 8 de agosto tendré (tendremos: Jorge también) consulta con la Dra. Arbona.

domingo, 29 de junio de 2008

Unos días por el sur

Carmen y yo estuvimos viajando recientemente por algunas ciudades de Suramérica: Santiago, Buenos Aires, Lima y Cusco, con la visita obligada a Machu Picchu, que era originalmente el objetivo de nuestro viaje.

Todo el viaje estuvo muy sabroso, pero uno de los momentos más gratos fue nuestro encuentro con Claus, nuestra amiga a quien conocimos a través de este blog. Me contactó hace varios meses porque una amiga muy querida iba a comenzar su tratamiento con Folfox 4, luego de haber sido operada de cáncer de colon. Desde entonces nos comunicamos con frecuencia y cuando incluimos a Buenos Aires en nuestra gira se lo dije por correo y quedamos de encontrarnos allá. Así fue: después de hablar por teléfono (resultaba extraño escuchar su voz luego de la hasta entonces exclusiva comunicación a través del blog y del correo-e) nos fue a buscar al hotel para ir a cenar y disfrutar de un espectáculo de tangos en la Esquina Homero Manzi. No pudimos conocer a su amiga por encontrarse de vacaciones en su tierra chica: Entre Ríos. Claus es muy cálida y cariñosa. Esa velada con ella fue muy especial.

Nuestro viaje comenzó por Santiago, donde nos encontramos con mucho frío y lluvia continua desde la noche de nuestra llegada hasta la noche del día siguiente. Eso no impidió que lo disfrutáramos. A la mañana del tercer día, que amaneció totalmente despejada, nos tomó de sorpresa ver la imponente presencia de las cumbres nevadas de la cordillera andina desde la Plaza de Italia, a dos cuadras de nuestro hotel.

Lima es muy bella, pero no me gustó su cielo gris, color "panza de burra" como lo definen los limeños. Al parecer es así casi todo el año. Para compensar la tristeza de su cielo, llenan de color sus plazas y jardines... y los platos de su riquísima cocina (en la foto: un cebiche mixto en el restaurante Alfresco).

En Cusco y Machu Picchu nos tocaron unos días con un cielo espléndidamente azul. Casi toda la ciudad de Cusco es de casas con techo de teja, ciudad de techos rojos como alguna vez fue Caracas. Como a todos los visitantes, nos impresionó la perfección de las paredes de piedra del tiempo de los incas, muchas de las cuales sirven de base a monumentos e iglesias coloniales. El Qorikancha es uno de ellos, que alberga actualmente el Convento de Santo Domingo.

La primera de las fotos a continuación es de una calle de Cusco; la siguiente: un plato de cuy asado, una especialidad de la zona. El cuy es el cobayo, o conejillo de indias. Más que el propio cuy (todo piel y huesos) me gustó el rocoto relleno con el que lo acompañaron. El rocoto es un ají picante del tamaño aproximado de un pimentón mediano. La tercera: en Sacsaywaman, en una colina que domina Cusco. La última, una vista de Machu Picchu.



Más fotos:
Santiago:
http://picasaweb.google.es/avasquezd/20080526EnSantiago
Buenos Aires:
http://picasaweb.google.es/avasquezd/20080529EnBuenosAires
Lima:
http://picasaweb.google.es/avasquezd/20080603EnLima
Cusco y Machu Picchu:
http://picasaweb.google.es/avasquezd/20080604EnCuscoYMachuPicchu

domingo, 27 de abril de 2008

Cita de control - 25 de abril

El pasado viernes tuvimos consulta de control tanto Jorge como yo: a él le tocó a las 3 p.m. y a mí a las 3:30. Yo había tenido que hacerme un ecosonograma hepático el lunes, para tener el informe a tiempo para la consulta, y los dos nos hicimos exámenes de laboratorio el jueves en la mañana. Ya el lunes al terminar el examen la médico que me atendió me dijo que el hígado se veía limpiecito, y que vesícula, páncreas, bazo y riñones estaban bien también. Los resultados del laboratorio, de los dos, también están muy bien. Mi valor del antígeno carcinoembrionario fue de 1.2, mientras que en octubre lo tenía en 2.1, y en enero en 2.0. Jorge no tiene que hacerse ese examen, porque no es significativo en el caso de linfoma de Hodgkin. La Dra. Arbona nos encontró muy bien a ambos en el examen físico. Revisó la placa de mi eco hepático (no se limita a leer el informe) y lo encontró muy bien. Así que ¡prueba superada!

miércoles, 9 de abril de 2008

Otro cierre

¡Tiempo sin asomarme por aquí!, ¿verdad?

El pasado lunes 31 de marzo me operaron nuevamente, esta vez de la eventración que quedó como consecuencia de la primera operación, y a la vez me retiraron el catéter con el que se me administró la quimioterapia. Así que con eso termino de cerrar un gran ciclo.

Esta operación se fue demorando porque no quisimos perder una semana que teníamos programada en Margarita. Allí estuvimos del 7 al 14 de marzo.

El 8 era el cumpleaños de Carmen y lo celebramos en un restaurant del que habíamos leído muy buenos comentarios: La Casa de Esther, en la población de Pedro González. La verdad es que la comida y la atención estuvieron a la altura de la ocasión. Tequeños a la Esther, con masa de plátanos y batata, servidos con chutney de jengibre (foto 1), filete en salsa ahumada de erizos y vieiras, curry-masala de cazón, budín de queso con coulis de guayaba (foto 2) y helado de auyama servido sobre arroz con leche fueron la entrada, los platos y los postres por los que nos decidimos. Volveremos, aunque sea nada más que para probar los calamares rellenos con chorizo y pistachos. Otro restaurant que conocimos y que recomendamos ampliamente es La Pimienta, en Porlamar.

Antes de ir a tomar el ferry paramos en Conejeros a comernos nuestras últimas empanadas del viaje, de cazón, de chorizo y de camarones, y entramos al mercado a comprar unos ajíes margariteños, unos tomates idem, que terminaron quedándosenos después en la nevera de Diego en Maturín. El siguiente fin de semana vino a Caracas y nos trajo los ajíes. Los tomates se los comió.

Al regreso de Margarita, seguimos de Puerto La Cruz hacia Maturín para pasar el fin de semana con Diego, allá donde está trabajando. Lo pasamos muy bien con él. El domingo fuimos a conocer la Cueva del Guácharo, visita que teníamos pendiente desde nuestra luna de miel, cuando nos llegamos un día hasta allá desde Puerto La Cruz, pero no había visitas a la cueva, no recordamos por qué. Al regreso de la cueva hacia Caripe, comimos en un restaurancito bien agradable, llamado algo así como "Vista al valle" (puedo buscar el nombre exacto en la Guía de Valentina Quintero, donde lo habíamos visto reseñado).

Después de comer pasamos al otro lado de la carretera a ver unas orquídeas en una casita, y Carmen se compró una muy bonita. Pasamos un buen rato allí, conversando con la señora que las vendía y su esposo que, como dice ella misma, es quien tiene buena mano para las matas. Ellos cuentan que hace varios años tenían un jardincito, y los turistas que pasaban por el frente se paraban para comprar, pero ellos no vendían. Siguieron la sugerencia que les daban y terminaron montando un vivero donde tienen muchos tipos de orquídeas que se les dan muy bien en ese clima, y gracias a la buena mano del señor. En el restaurant, Carmen había preguntado dónde podría comprar orquídeas por esos lados, y la señora le dijo que llegando a Caripe había un buen vivero, así que tuvimos que pararnos allá, porque si no ¡quién la aguanta! Había muchas interesantes, y se compró tres, entre ellas una muy extraña que no conocía (en la foto).

domingo, 27 de enero de 2008

Cita de control - 25 de enero

El viernes pasado, 25/01, tuve mi consulta de control con la Dra. Arbona. Para esta ocasión tenía que hacerme tomografías de tórax y de abdomen y pelvis. Me las hice el pasado miércoles 9, junto con Jorge que también tenía que hacerse la suya. Me dieron el resultado como a la semana, y los respectivos informes dicen: "TAC DE TÓRAX DE ASPECTO NORMAL", y "TAC ABDOMINO-PÉLVICO SIN EVIDENCIA DE RECIDIVA RELACIONABLE CON ENFERMEDAD PRIMARIA". También me había indicado una colonoscopia, que me hice el martes 22. Resultado: "Colon operado (ADC) sin lesión". Las imágenes que acompañan al informe muestran las paredes del colon de un rosado uniforme y lisitas, es decir, ¡sanitas! Tengo que esperar de todas maneras el resultado de la biopsia que se manda a hacer siempre.

Me encontró muy bien, y se mostró muy contenta con los resultados de los exámenes. Los valores en sangre estaban muy bien: las plaquetas, por ejemplo, llegaron esta vez a 207. ¡No tenía un valor como ese desde comienzos de septiembre!. El lunes me deben dar los resultados del antígeno carcinoembrionario y del antígeno prostático, y dentro de unos diez días más los del perfil lipídico, que ayudan a ver el estado de mi hígado después del tratamiento. Me indicó brindar con champaña por lo bien que me encontró (casi que me lo pone en un récipe). No lo hemos podido hacer todavía porque no hemos coincidido todos para brindar como debe ser. Tal vez esta noche.

Mi próxima consulta será el viernes 25 de abril, con ecosonograma y exámenes de laboratorio iguales a los de esta ocasión. En seis meses, de nuevo TAC y colonoscopia.

miércoles, 23 de enero de 2008

La Divina Pastora (2)

Mi sobrina Valeria me preguntaba en un comentario a la entrada anterior por lo que habíamos comido en tierras larenses.

El sábado, el día que llegamos, después de visitar el Parque Ayacucho, el Museo de Barquisimeto y la Plaza Bolívar, nos llegamos hasta el Restaurant Sucumbás, que habíamos visto recomendado en la Guía de Valentina Quintero. Es un sitio bien agradable, con un patio muy sombreado y un par de estanques donde hay unas tortuguitas y una baba. Allí Jorge pidió la tostada caroreña, Ónix y yo, lomo prensao, y Carmen, asado negro.

La tostada caroreña es un plato muy completo: la tostada es una arepa rellena con queso y frita después de rellenada, acompañada de tajadas de plátano frito, caraotas negras, "chicharrones", que no es la piel frita del cochino que se compra en el Junquito, sino pura carnita bien tostada, aguacate y queso blanco rallado. Jorge la disfrutó muchísimo.

El asado negro de Carmen estaba muy bueno también.

El lomo prensao es un plato también caroreño que Carmen y yo habíamos probado en el Club Torres de Carora, en febrero del año pasado cuando fuimos a visitar Bodegas Pomar. El lomo de cochino se trata con sal de nitro y se prensa para que pierda la grasa. Después se adoba principalmente con pimienta, clavos y nuez moscada (el de Carora me supo también a pimienta guayabita). Es un sabor único. El de Sucumbás estaba bueno, pero me gustó mucho más el caroreño, el propio. No es nada caro el sitio.

El domingo lo comenzamos con un mondongo de chivo, que es mucho más ligero, menos espeso, que el de pata y panza de res, pero con un sabor algo más fuerte (ya lo habíamos probado Carmen y yo, en el mismo viaje a Carora, en un restaurant donde la única que no lo estaba comiendo para el desayuno del domingo era Carmen; no sólo eso: entraba mucha gente con sus ollas a comprar para llevar). El día anterior, buscando el Parque Ayacucho, vimos este letrero en una esquina, y nos dijimos "mañana venimos". Resultó ser una taguarita, llamada "El sazón de Virginia". El mondongo resultó muy rico, y las arepaz de maíz pelao, "mundiales". Nunca las habíamos comido tan "rústicas", tenían hasta algo del sabor de las cachapas. Esta vez Carmen tampoco se animó: se comió un plato de caraotas y carne mechada con sus arepitas. La última foto es la de la taparita con el suero picante.











En la tarde, después de ir a recorrer los talleres de artesanos de Agua Viva, y de pasear por las Lomas de Cubiro, llegamos al Ranchón de Pío, un restaurant que está como a 2,5 km. del sitio donde se monta a caballo. Allí comimos cochino frito (Jorge - foto de arriba a la izquierda), hervido de gallina (Carmen), asado negro (Ónix y yo). Bien rico todo y económico.

Al día siguiente, desayunamos en una panadería cercana al hotel, cachitos y pastelitos de panadería comunes y corrientes, para andar rápido y llegar pronto a Santa Rosa, de donde saldría la procesión. Durante el día comimos muchas mandarinas, tomamos mucha agua (hacía bastante calor), y helados. Nos sorprendió encontrarnos con una heladería Mimo's como las que conocíamos de Mérida, donde venden helados de mantecado muy cremoso con frutas naturales en almibar, ¡riquísimos!

Al llegar la procesión a la Catedral, salimos del gentío como pudimos. La entrada de la calle por donde pretendíamos salir estaba casi toda ocupada por tarantines de comida, así que la gente se apretujaba a empujones para pasar por el pequeño espacio que quedaba. Después de salir de allí, ¡un verdadero -y casi literal- parto!, nos costó bastante conseguir un taxi, pero después de caminar un buen rato lo logramos. Llegamos al hotel a bañarnos y terminamos en el Centro Comercial Las Trinitarias comiendo comida árabe. Hubiéramos preferido algo más larense, como Los Caldos de la Abuela, que se especializa en chivo, pero ya estaba cerrado.

El martes en la mañana, nos comimos unas arepitas con pollo, antes de comprar las imperdonables acemas y catalinas del Tocuyo, y queso de chivo y de bola (los que parecen una perita), para traer para Caracas.

sábado, 19 de enero de 2008

La Divina Pastora

El fin de semana pasado nos fuimos a Barquisimeto a participar en la procesión de la Divina Pastora. Carmen quería agradecerle por nuestra salud, y pedirle que sigamos cada vez mejor.

Nos fuimos el sábado 12 muy temprano y llegamos a Barquisimeto a mediodía. Habíamos reservado unos cuantos días antes en un hotelito cerca del obelisco, pues sabíamos que la ciudad se llenaba de gente en esos días. La tarde del sábado y el domingo aprovechamos de conocer un poco de la ciudad y sus alrededores (y de comer sabroso, claro), y el lunes nos fuimos a Santa Rosa, de donde sale la procesión.

La primera foto es la iglesia de Santa Rosa, donde reposa la imagen de la virgen.
Esta es la calle que lleva desde la avenida por donde se le llega a Santa Rosa, hasta la plaza, y al fondo el arco con la silueta de la Divina Pastora.
Una penitente con su corona de espinas y su cruz a cuestas.
Mucha gente hace la promesa de vestirse como la virgen, y se ven niñas, jóvenes, maduras y viejas con sus trajes del mismo año, o de los anteriores.
Un chamín, vestido de nazareno.
Otro penitente
La Carmen...
...y yo


Siguen unas imágenes más de ese día, dentro de la iglesia de Santa Rosa, y a lo largo del recorrido. Si quieren ver más, vean las que subí a Picasa.